Páginas

lunes, 18 de julio de 2016

9 COSAS QUE UNA CORREDORA NUNCA DEBE HACER (1ERA PARTE)




Así seas una corredora recreacional que gusta correr por su urbanización, o hayas completado varios maratones, hay una serie de prácticas que las corredoras deben tener en su lista de “nunca hacer”.

Desde ser descuidada con tu ropa de correr hasta tomar decisiones que te pueden poner en riesgo, asegúrate de no hacer ninguna de éstas cosas, y sí las estás haciendo es hora de realizar cambios inmediatamente.

Cargar el celular dentro del sostén deportivo durante tu trote 

Meter el celular en tu brassiere, es un gran NO-NO. Para empezar, los brassieres deportivos no están diseñados para cargar objetos así que no hay garantía de que tu teléfono esté seguro. Se puede deslizar fuera fácilmente provocando que se rompa al caerse o se extravíe. Segundo, sí eres como la mayoría de las mujeres, tu sostén deportivo es un área de mucho sudoración, y si no lo has notado a los celulares no suele irles bien cuando se mojan. Exponer cualquier aparato electrónico al sudor es la receta perfecta para una falla.  

Y no creas que cargar artefactos como tu celular, palo-selfie, cámara para vlogs, etc. en tu mano es mejor. Mientras podría no parecer una gran cosa, sostener objetos mientras se corre puede causar que los músculos de tus manos y brazos se muevan asimétricamente, lo que eventualmente puede conllevar a una disfunción de tu forma de correr. Y si quieres correr eficientemente (Osea: fácilmente), es muy importante ponerle atención a la forma en la que corres. (Ésta “forma” se refiere a la biomecánica de correr).

Por lo que el método más efectivo de cargar cosas contigo cuando corres es usando un cinturón para correr, koala o banda deportiva para el brazo y así llevar cómodamente tus objetos esenciales.

Tomar decisiones arriesgadas al correr 

 Desafortunadamente, vivimos en un mundo el cual no siempre es seguro. Esto significa que como corredoras debemos tomar muy en cuenta dónde cómo y cuándo corremos.
Siempre avísale a alguien en donde vas a correr y cuanto tiempo supones que vas a estar fuera. Si estás
en un sitio que no te es conocido, asegúrate primero de ver bien un mapa de la zona, y lleva contigo tu teléfono y algo de dinero en efectivo, en caso de que necesites tomar un taxi o alguna otra forma de transporte público.
 Ya que muchas nos vemos obligadas a correr antes de que salga el sol o al anochecer debido a nuestros horarios de trabajo y/o compromisos familiares, eso no es excusa para ponerse en riesgo. Asegúrate de utilizar ropa u objetos reflectivos para hacerte visible a los vehículos que se te acerquen y lleva una linterna para alumbrar el camino.
Para aquellas que disfrutan el correr solas,  algunas personas sugieren que es una buena idea de llevar algún tipo de ítem para seguridad personal, como gas pimienta para corredores o el famoso TigerLady . (Personalmente opino que lo mejor es evitar el riesgo y correr acompañado. A cualquier hora del día).

Utilizar tu ropa sudada durante mucho tiempo después de correr


Sí no planeas ducharte inmediatamente después de correr (sin ánimo de juzgar) es importante al menos cambiarse a algo limpio y seco (especialmente la ropa interior) tan pronto como sea posible. La ropa sudada es el perfecto campo de cultivo para bacterias y hongos lo cual nadie quiere cerca de sus partes íntimas.
Y la zona por debajo de cintura no es la única por la que las corredoras deben preocuparse. Los sostenes deportivos sudados pueden atrapar sucio y bacterias incrementando la posibilidad de acné corporal, furúnculos e inclusive infecciones por estafilococos.



Espero que no estés haciendo alguna de estas cosas...no dejes de pasar por el blog el próximo lunes para la segunda entrega de éstos importantes aspectos a considerar para correr ¡sana, feliz y segura!

Si quieres leer el artículo original (en inglés), haz click aquí.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Agradecemos tus comentarios, nos motivan a seguir adelante.