Páginas

viernes, 19 de agosto de 2016

LA PARTE MÁS DIFÍCIL AL ENTRENAR CON UN AMIGO QUE ES MÁS (o menos) RÁPIDO QUE TU


En los primeros minutos de la actividad y mientras se eleva nuestra frecuencia cardíaca la dificultad para respirar es la misma. Luego inevitablemente, notamos que sus inhalaciones y exhalaciones empiezan a ser más rítmicas (y cómodas) y…ahí va tu compañero de trote,  mientras tú te quedas atrás soplando y resoplando. No hay duda de que entrenar con un amigo(s) más rápido que tu es físicamente retador.

Esta situación es más evidente durante nuestros Trotes/CAMINATAS de los martes, cuando realizamos la ruta más larga…muchos de los caminadores o corredores “relajados” o novatos llegan al parque MOS literalmente con la lengua de corbata y casi siempre no tienen la oportunidad de recobrar el aliento antes de continuar la ruta hacia la Virgen.

Correr (en teoría) debería hacernos poner a un lado las comparaciones y empujarnos cada vez más lejos. Esto a veces puede ser difícil especialmente si a tu alrededor la gente (compañeros, entrenadores etc.) se identifica con la frase “hay que ser competidores, no corredores”. (Se que para muchos esa frase no tiene relación con ellos: pertenecen a Trota La Urbina para ejercitarse y hacer amigos).

En grupos como el nuestro, la tentación de  tratar de adaptarse al paso de otro corredor es muy grande, pero debemos superar esa urgencia y sí está fuera de nuestro alcance seguirle la velocidad a un corredor más rápido (por los momentos),  simplemente encontremos a otro con el que nos sintamos cómod@s y hasta podamos conversar ;-) Muchas veces esa pequeña charla nos puede dar la energía extra necesaria para correr más lejos y divertirnos más que cuando corremos solos.

En los 5mil metros planos de Rio 2016 una corredora se tropezó e hizo caer a otra. Las Corredoras Olimpicas tuvieron la cortesía y el espíritu deportivo de ayudarse mutuamente a llegar a la meta.
Y ¿qué hay de ese sentimiento que nos embarga cuando creemos que nuestro amig@ que corre más rápido se está “retrasando” por nuestra culpa? Normalmente esos pensamientos que estamos proyectando en nuestro compañero no son ciertos, ya que si nosotros mismos no nos molestamos cuando tenemos la cortesía de igualar nuestro paso con un amigo que va un poco “menos rápido”, lo contrario tampoco pasa. La mayoría de los que estamos en TLU somos ya MUY afortunados de tener la oportunidad de ejercitarnos tan cerca de nuestras casas e inclusive por encima de eso, está la camaradería de la que disfrutamos.

Por lo que personalmente opino que no debe ser tan duramente criticado el que varios de nuestros miembros se sientan motivados por la conversación, no por la competencia o la velocidad. (Claro está, siempre tomando en cuenta el tema de la seguridad ya que nuestros entrenamientos son nocturnos). 

¡Déjanos tus comentarios!
 


3 comentarios:

  1. Excelente Suha gracias por ese hermoso mensaje dlb runners Namaste feliz dia

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente que esas cosas pasan pero no debemos preocuparnos por ello, la idea es hacer la actividad al ritmo que nuestro cuerpo nos lo permita y siendo constantes y con algo de empeño pronto alcanzaremos a ese amigo escurridizo que nos pasa de largo. Excelente Suha.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el artículo! En mi caso particular doy las gracias profundas por la compañía en mi primera caminata con el grupo de Trota La Urbina, si bien es cierto que venia sin aliento, el acompañamiento y la motivación me ayudaron a continuar... También había un poquito de pena, que al final agradecí que existiera. Es bastante empinado el comienzo pero como todo en la vida siempre hay una bajada en la que te puedas recuperar. Felicito a este grupo!

    ResponderEliminar

Agradecemos tus comentarios, nos motivan a seguir adelante.