Páginas

lunes, 13 de febrero de 2017

¿Por qué es necesario ser 100% honestos con nosotros mismos al entrenar?





Hace unos días buscando un buen artículo para publicar en el blog, me encontré con este en el que en el mejor estilo de “Inception, (la película)” la autora contaba que leyendo un libro (Believe. Training Journal) se había tropezado a su vez con una línea que captó su atención y fue el inicio de su reflexión, la cual es la que comparto por acá el día de hoy. La línea en cuestión era que al escoger un plan de entrenamiento había que ser honesto con uno mismo con respecto a dónde nos  encontramos parados, en lo que se refiere a nuestro estado físico.

Es importante ser honestos con nosotros mismos cuando vamos a comenzar un entrenamiento y se está “creando” el plan y estableciendo metas. Pero también hay que ser honestos durante el entrenamiento. La autora comparte que ha corrido 7 maratones, 10 medias maratones y muchas carreras, pero que cuando reflexiona sobre esas experiencias (especialmente durante sus entrenamientos para los maratones) reconoce que tuvo muchos momentos en los que no fue sincera con respecto a cómo realmente le estaba yendo con su preparación.

Al evaluar algunos de sus primeros maratones admite que estaba claramente sub entrenada. Se saltaba trotes y largos por capricho o no los terminaba sólo porque no le provocaba. Claro que “eso pasa” decía, pero la verdad es que con regularidad sólo hacía entrenamientos cortos asumiendo que eso la prepararía para los maratones. Pero no fue así y los resultados fueron carreras en las que se sentía miserable. Además no tuvo mucho éxito tratando de correr sus medios maratones más rápidos y desvirtuaba sus tiempos restándoles un minuto o 30 segundos aquí y allá. Lo que hacía que sintiera que no estaba creciendo como corredora. Cuando pudo ser sincera consigo misma descubrió que era porque no estaba comprometida con su plan de entrenamiento. (Porque la verdad es que no era el plan de entrenamiento adecuado para ella).

Courtney Dredden Carter aceptó que al deshacerse de todas sus excusas y justificaciones, podía ver claramente cómo iba su entrenamiento y luego descifrar sí debía o necesitaba hacer ajustes. Una valoración honesta de cómo estamos marcando el ritmo, cómo van nuestros entrenamientos y lo que eso significa, es la verdadera clave del asunto.

Agrega que para esta temporada tiene un “tiempo meta” para un medio maratón que correrá en Marzo, pero que recientemente corrió uno “de prueba” y lo completó a un ritmo mucho más rápido del que se había planteado. Así que ahora está reevaluando su objetivo original y viendo qué ajustes lógicos debería hacer mientras sigue trabajando para su evento del próximo mes tomando en consideración su nuevo objetivo.

Para terminar, Courtney agrega que si apenas se está empezando nos debemos hacer el favor de No escoger un plan que nos lleve ¡de 0 a 90 km! Debemos comenzar lento, seguro y dejar de sentir la necesidad de comparar nuestro plan con el de alguien más. Sí tenemos que saltarnos unos cuantos trotes, está bien… pero hay que ser cuidadosos: si decidimos obviar una semana de entrenamientos quizás deberíamos ajustar nuestro plan, en vez de “desbocarnos” tratando de mantener el original.  Tener flexibilidad, gracia y honestidad con nuestros entrenamientos a la larga nos beneficiará.

¡Déjanos tus comentarios!

Para leer el artículo original (en inglés) has click aquí.

4 comentarios:

  1. Muy interesante, es totalmente cierto la honestidad nos ayudará a retomar nuestro trabajo sin mayores riesgos. Gracias Suha por tu valioso aporte. Nos vemos en el asfalto ��

    ResponderEliminar
  2. "comenzar lento, seguro. Tener flexibilidad, gracia y honestidad. Para tener siempre en cuenta. Gracias Suha.

    ResponderEliminar
  3. Honestos en todo lo que hagamos. Y en el deporte a quien engañamos es a nosotros mismos

    ResponderEliminar

Agradecemos tus comentarios, nos motivan a seguir adelante.