Páginas

lunes, 13 de marzo de 2017

Dile adiós a los problemas gastrointestinales con estos tips y trucos




DISCLAIMER: las opiniones e información contenidas en el post no son de mi autoría, no me pertenecen y además no son compartidas en el Blog del grupo para que sustituyan ni en todo ni en parte las indicaciones y/o consejos de los entrenadores calificados que puedan haber consultado de manera individual o colectiva los miembros de Trota La Urbina.(He dicho😌😌)
 
Este es un tema que es muuuuy cercano a mí, (Tanto como lo son los inconvenientes con las rodillas porque mis “oráculos” se desentonan de vez en cuando y ni un afinador de pianos logra meterlos en cintura), ya que las molestias estomacales es mi padecer más común y mi sistema digestivo puede llegar a ser el más grande de los traidores cuando salgo a correr.

Estoy segura de que no soy la única que ha sentido los temidos “retorcijones” a los 15 minutos de haber comenzado a correr y que se ve buscando desesperadamente la forma de regresar a casa o “deshacerse del problema” en lugar de proseguir con su plan para el día. Afortunadamente tener un estómago fastidioso no es algo que se “tenga” que sufrir. Nuevos estudios están ofreciendo un mejor entendimiento sobre el tema para mantener “la panza”, “guata”, “barriga”, “tripa” contenta y saludable. ¡Hagamos del 2017 el año en el que desterramos los problemas estomacales y corremos libres y sin preocupaciones!

El microbioma


La salud del tracto digestivo ya no sólo se refiere a digerir correctamente. Los científicos están profundizando  en todo un mundo nuevo de investigación empezando por el “Microbioma”. El cuerpo humano está lleno de microbios-mayormente bacterias y virus- que conforman el microbioma. La cantidad de microbios en el cuerpo es tan astronómicamente grande que superan el conteo de células humanas en una relación 10:1. El microbioma es único para cada persona y está asociado a la carga genética. En 2008 el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos comenzó el “Proyecto del microbioma humano” en un intento por clasificar los genes relacionados con esto y determinar cómo pueden afectar la salud.  Los expertos creen que una variedad de factores incluyendo el stress, la dieta, los patrones de sueño y las rutinas de ejercicio pueden incidir en la salud del microbioma, el cual juega un importante papel en la digestión y el sistema inmunológico de los corredores.  

Los probióticos


Así de sencillo: los probióticos son las “bacterias buenas” que viven en el tracto digestivo. Con más de 100 billones de bacterias y muy variadas cepas, la mezcla correcta de probióticos es imperativa pero muchas veces las cosas se salen de control. Una dieta poco saludable, sufrir de mucho stress o someterse a una dosis de antibióticos puede causar un desbalance y provocar enfermedades y esto definitivamente afectará negativamente el desempeño al correr. Además que como el 70% del sistema inmunológico “vive” en el tracto digestivo se podría inclusive ser más susceptible al resfriado común.

Alimentos para  la salud (y cuando comerlos)


Ricos en prebióticos: Ciertos alimentos de hecho “alimentan” a la flora bacteriana y ayudan a mantener el balance de los probióticos. Estos alimentos conocidos como prebióticos son en su mayoría futas, granos enteros y ciertos tipo de fibra llamada inulina. La inulina prevalece en el ajo, las cebollas y los espárragos. Ya que la Inulina puede causar problemas digestivos en algunas personas, es mejor disfrutar alimentos ricos en Inulina después de correr.

 Algunos tips


Aunque se tenga una alimentación adecuada y una dosis diaria de prebióticos, todavía hay cosas que podrían salir mal, por lo que se debe prestar atención a lo siguiente:

Se debe visitar un especialista si se padecen problemas constantes. No es divertido vivir con problemas gastrointestinales crónicos, dolor o deficiencias de nutrientes. Si se presentan alguno de esos síntomas consulte con un gastroenterólogo para descartar algún problema mayor.

Visite un Nutricionista calificado que elabore un plan de comidas para cada caso en particular. Algunas personas tienen un estómago más sensible que otras así que no hay una fórmula general que sirva para todo el mundo. Hay que acudir a un profesional.

Comer inmediatamente antes de correr está contraindicado. No importa lo que se coma, si se está masticando algo mientras caminamos hacia la puerta o se ajustan los zapatos con seguridad esa será la receta para experimentar dolor y retorcijones. Hay que esperar al menos 30 minutos para digerir un carbohidrato simple como una manzana, o una hora para un carbohidrato complejo como por ejemplo pan integral.

Hay que conocer las sensibilidades alimenticias. Aunque todos quieren tener un estómago de acero simplemente muchas personas deben refrenarse de comer ciertos alimentos. Es muy importante prestar atención a la comida que podría causar inconvenientes como los lácteos, el gluten o las comidas altas en fibra como los granos, y procurar evitarlos.

¡Deja tus comentarios abajo!

Para leer el artículo original (en inglés) haz click aquí

6 comentarios:

  1. Interesante post, me gustaría que ahondaras en el tema en las próximas entregas, me parece muy importante para los locos que nos levantamos a las 5am para patear el asfalto. Gracias por esta Suha. nos vemos en el asfalto ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es sin duda un tema muy interesante e importante... Sería chévere poder contar con un post de un nutricionista que complemente la info.... ¿Será que TENEMOS ALGUNO EN TLU?! (ejemm, Álvaro, ejemm)

      Eliminar
  2. Interesante articulo. Que cosas tan raras nos ocurren siendo runners. Gracias Suha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Necesitamos que Álvaro nos escriba algo al respecto...

      Eliminar

Agradecemos tus comentarios, nos motivan a seguir adelante.